La Comunidad de Madrid aprueba 17,1 millones para rebajar al mínimo el impacto ambiental en la ampliación de la Línea 11 de Metro

La Comunidad de Madrid aprueba 17,1 millones para rebajar al mínimo el impacto ambiental en la ampliación de la Línea 11 de Metro

La Comunidad de Madrid aumentará en 17,1 millones de euros su inversión de la ampliación de la Línea 11 de Metro para minimizar el impacto ambiental de las obras, reduciendo la superficie ocupada y la afectación de los árboles del entorno de las estaciones de Comillas, Madrid Río, Palos de la Frontera, Atocha y Conde de Casal, en la capital.

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el contrato derivado de la modificación del proyecto constructivo que contempla cambios en la ubicación de la subestación eléctrica, fuera de los Jardines de Palestina, y la alteración del sistema de extracción de tierras. También se acometen variaciones en la maquinaria requerida para llevar a cabo los trabajos en los cinco apeaderos de este tramo. Estas medidas han conseguido que el número de árboles apeados se haya reducido más de un 50% del millar previstos inicialmente. Además, a lo largo de los próximos cuatro años el Ejecutivo autonómico repondrá 14.000 ejemplares arbóreos que serán ubicados en espacios verdes municipales.

Los trabajos de ampliación de la Línea 11 del suburbano cuentan con el informe de impacto ambiental favorable de la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura e Interior. Con esta inversión, el Gobierno madrileño refuerza el presupuesto destinado a la prolongación de esta infraestructura hasta los 517 millones. El plazo de actuación de las obras, que arrancaron en noviembre de 2022, es de 60 meses.

Un proyecto que conecta toda la red de Metro 

La Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras lleva a cabo estas actuaciones en casi siete kilómetros que abarca el trayecto comprendido entre Plaza Elíptica y Conde de Casal y contempla dos nuevas estaciones ubicadas en Comillas y Madrid Río. Con esta extensión, se crea un nuevo eje transversal que permitirá descongestionar la Línea 6 al facilitar el intercambio con un gran número de líneas de Metro, descargando éstas y generando rutas alternativas para la comunicación con las radiales.

Además, cuenta con una conexión con la L1 que enlazará con los trenes de Cercanías y de Media y Larga Distancia en la estación de Puerta de Atocha, de igual forma que en Palos de la Frontera con la L3 y en Conde Casal, donde se emplazará un nuevo intercambiador con la L6. Todas estas paradas serán plenamente accesibles. 

El proyecto completo de esta prolongación incluye la unión de Cuatro Vientos con Valdebebas Norte y supone un crecimiento del suburbano madrileño en 33 kilómetros y una veintena de estaciones que enlazarán con la T4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas. La actuación atravesará la ciudad de sur a norte facilitando los desplazamientos a miles de ciudadanos y contribuyendo al objetivo de reducir el 90% de las emisiones antes del año 2050 gracias al acceso a un transporte público inteligente, sostenible y eficaz.

Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Requiere que todos los campos con * estén rellenos.

es_ESEspañol