Athletic o Mallorca, final inédita, pasión eterna

Athletic o Mallorca, final inédita, pasión eterna

Parafraseando al poeta Ángel González, para que este final copero reúna a vizcaínos y baleares ha resultado necesario un ancho espacio y un largo tiempo. Más de 120 años después del nacimiento del mejor torneo del fútbol español, éste junta en su desenlace a Athletic Club y RCD Mallorca.

Dos clubes campeones, paradójicamente bastante habituales en este tipo de encuentros durante las últimas décadas, pero que dirimen hoy sus ansias e ilusiones sobre el césped de La Cartuja de Sevilla.

A partir de las 22:00 horas el coliseo hispalense, con sus gradas repletas, pondrá así el colofón a la genuina fiesta de nuestro fútbol con las calles de Sevilla teñidas de rojiblanco y bermellón, celebrando la deportividad antes de que una de las dos aficiones pueda celebrar un título a los postres.

El camino de los de Ernesto Valverde y Javier Aguirre presenta similitudes en la solidez de sus bloques, pese a que sean los vascos quienes lleguen con la vitola de favoritos: por sus urgencias históricas, mayor experiencia en finales, la superior calidad individual en algunos de sus futbolistas y al hecho de su posición destacada en la clasificación liguera.

Pero nada de eso apenas importará en cuanto José Luis Munuera Montero haga sonar su silbato en la capital andaluza y los decisivos primeros minutos marquen el tono de la final, previsiblemente con un Athletic deseoso de tomar pronta ventaja apoyado en su capacidad de recuperación en campo contrario y fiado a la velocidad de sus extremos con la Escudería Williams (Iñaki y Nico) como permanente amenaza.

El defensa Yeray Álvarez es la principal duda en los leones con Agirrezabala apuntando a la titularidad en portería frente a un Mallorca que intentará alargar la finalísima para ir adquiriendo confianza hasta la estocada final, tal y como los de Aguirre consiguieron hasta eliminar a la Real Sociedad en Anoeta.

El técnico mexicano, que regresa casi veinte años después a una final copera, cuenta con la principal duda de Omar Mascarell, sumada a la del defensa eslovaco Martin Valjent, cuyo compatriota Dominik Greif, héroe en tierras guipuzcoanas, defenderá la meta balear.

Dos horas de música y espectáculo en la Cartuja antecederán al inicio del choque de una final que hace la 68ª diferente por el nombre de sus equipos en un torneo que ya rebasa los 120 años de vida, pero que este primaveral sábado sevillano volverá a hacernos sentir como recién nacidos. 

Noticias

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Requiere que todos los campos con * estén rellenos.


Última Hora

Muncipios


Videos

"Samuel: Hollywood vs Hollywood"

Autores

es_ESEspañol